Una noche normal de Halloween

90

Antes de comenzar, les contaré algunos antecedentes. Mis amigos y yo íbamos a todas las noches de Halloween cuando éramos pequeños. Recolectábamos dulces y lo pasamos bien. Como cualquier otro niño. Pero ahora tengo 11 años y dejé de recolectar dulces en noche de brujas. Déjame decirte por qué:

Cuando tenía 10 años, mis amigos y yo nos disfrazábamos. Habíamos escuchado que había un asesino suelto, pero no nos importó. No pudimos dejar que esta noche se desperdiciara. Todos teníamos disfraces normales y tontos. Cuando fuimos a la primera puerta, abrió una anciana. Ella miró horrorizada mientras sus ojos se abrían de par en par.

Ella comenzó a hiperventilarse cuando dijo, “Vete-buen disfraz …”

Estábamos confundidos, ya que incluso sabíamos que nuestros disfraces de Halloween eran malos. Ella nos dio dulces y nos fuimos. Incluso entonces debería haber sabido que algo estaba pasando. Pero no pude dejar que esta noche se desperdicie.

Fuimos hacia la siguiente casa abriendo la puerta, un hombre de mediana edad nos vio mientras su mandíbula se ensanchaba, “¡Jesús, no me asusten así!” dijo.

Nos miramos el uno al otro y uno de mis amigos dijo: “¿Qué quiere decir?”

“¡Es solo un muy buen disfraz!” dijo repitiendo, susurrándose a sí mismo, “Nada más…”

Él nos dio muchos dulces. Éramos felices, pero de alguna manera no podía quitarme la sensación de terror… raro.

Fuimos hacia la casa al final de la calle, donde vivía una mujer loca. Tuvimos miedo cuando abrió la puerta, pero nos dimos por vencidos cuando recordamos cuántos dulces teníamos.

“¡Hola!” ella dijo. Mi corazón estaba latiendo. “¡Truco o trato!” gritamos. Ella solo nos miró.

Era casi como si alguien estuviera respirando en mi cuello. “¡Buen disfraz!” dijo. “Entonces, cuánto esta vez pequeño… ”

Nos miramos el uno al otro, porque no sabíamos qué decir. “¿Mucho?” Dije con vacilación.

“¿De verdad crees que te mereces eso?”

“No…” dijo uno de mis amigos.

“Estoy bromeando”, dijo ella. “¡Ese es el mejor disfraz que he visto! ¡Ten dulces!”

No pude soportarlo más, así que le pregunté: “¿De quién es el disfraz?” y ella respondió el del el chico que los acompaña “El que trae el disfraz de asesino en serie detrás de ti”.

Autor de la creepypasta: Desconocido

Datos adicionales
Una noche normal de Halloween
Nombre del articulo
Una noche normal de Halloween
Descripción
Un grupo de chicos salen a pedir dulces durante la noche de halloween ignorando toda advertencia de que se abstengan de hacerlo. Mas tarde esto los lleva a tener una experiencia aterradora
Autor del articulo o historia



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

error: Todos los derechos reservados