Saltar al contenido

La leyenda del jinete sin cabeza

¿Alguna vez has escuchado la leyenda del jinete sin cabeza?

Muy seguramente sí, ya que esta historia tiene e incluso existen múltiples versiones de esta historia, algunas se desarrollan como una leyenda urbana de estados unidos, otras en Monterrey y así por diferentes regiones.

Lo interesante de esto es que cada una de ellas es muy diferente a la otra, por lo que muy seguramente podríamos decir que existen diferentes entes con esta característica, en este lugar te contaré algunas de esas historia empezando por la de Tamaulipas.

1. El jinete sin cabeza Tamaulipas

Esta historia sucedió en el estado de Tamaulipas durante el año 1913, cuando un soldado norteamericano llegó a la casa de un humilde ranchero pidiendo ayuda.

El matrimonio que vivía ahí, le brindó un poco de agua y comida, para él y su caballo mientras les contaba que debido a la guerra estadounidense lo había perdido todo, perdió a su familia y amigos, y por poco incluso la vida, por lo que llegaba a México para enrolarse al ejército ya que era lo único que sabía hacer.

El jinete sin cabeza
El jinete sin cabeza

El hombre por supuesto habla solamente inglés, por lo que solo se comunicaba como podía con la esposa del matrimonio, pero cómo serán las cosas que en una ocasión el marido halló a su mujer al pie de un árbol muy juntita con el norteamericano.

En ese momento el marido se encolerizo agarrando a golpes a quien en un principio prestó su ayuda, hasta el punto que lo terminó asesinando. Después mandó acabar con la vida de su esposa y si pensabas que esto fue poco la rabia la llevó a tomar el cuerpo del hombre muerto y con un par de caballos hizo que la jalaran de pies y cabeza asta es esta última se desprendió.

Se cuenta que a partir de ese entonces las personas al pasar cerca de ese lugar iniciaron a avistar por la noche la figura de un hombre montado en su caballo con la particularidad de no tener cabeza.

2. El jinete sin cabeza en Monterrey

En esta segunda historia nos trasladaremos a Monterrey durante el año 1856, en una época donde las personas hacían las cosas muy diferentes a la actualidad y donde los padres tenían mayor control sobre la vida de sus hijos.

En esta época vivía Margarita Garza, una doncella que era pretendida por Ponciano Arriaga y Federico Loera, ambos hombres se disputaban el corazón de la joven sin saber que por su lado aquella dama se lo había entregado secretamente a Lorenzo Antonio Sánchez un hombre que gustaba de andar a caballo en su rancho.

Los pretendientes tenían acaloradas discusiones en las que se echaban de habladas y trataban de demostrar quién merecía a Margarita llevando regalos, jurándo amor eterno, hasta que uno de ellos se percató del amor que le profesaba está a Lorenzo y que ella ya lo había elegido como su esposo.

Los padres de la dama estaban completamente en desacuerdo pues preferían a cualquiera de los primeros, ya que demostraban su cariño continuamente de una forma y otra, en cambio Lorenzo, jamás había hecho un acto de amor o algo similar.

¿Como podría merecerse el amor de Margarita?

Fue cuando los padres de Margarita al lado de Ponciano Arriaga y Federico Loera comenzaron a idear un plan. 

En una ocasión, justo cuando ya estaba terminando el día y Lorenzo estaba terminando de amarrar a sus caballos, unos bandidos ingresaron a sus tierras para golpearlo sin que siquiera lograr mirar a los sinvergüenzas. Todo el alboroto alertó a Margarita que miro desde la ventana como golpeaban a su amado cuando uno de estos saco un hacha que dejó caer sobre el cuello de Lorenzo.

En ese instante Margarita soltó un grito de horror al mirar como la cabeza de Lorenzo cayó frente a su cuerpo y los bandidos huían del lugar.

En ese momento los dos pretendientes de Margarita se acercaron a ella para intentar consolarla mientras los padres miraban con una cierta sonrisa como iba su plan. Sin embargo todo esto terminaría de una forma más escalofriante de lo que esperaban.

En una noche un extraño jinete comenzó a aparecer montando su corcel negro buscando a Ponciano Arriaga quien al mirar que aquel ser espectral no tenía cabeza cayó fulminado por un infarto y posteriormente decapitado.

Aquella cabeza terminó frente a la caza de los padres de Margarita, pero esto no terminaría ahí, al día siguiente le sucedió algo similar a Federico Loera, repitiéndose la macabra escena frente al mismo hogar.

Los padres de Margarita estaba aterrados y los vecinos de aquel matrimonio se juntaron las autoridades para hacer sus respectivas investigaciones.

Nadie se explicaba qué era lo que estaba sucediendo, nadie supo si este acontecimiento tenía algo que ver con aquella dama que había perdido a su marido de la misma manera e incluso las dudas se incrementaron cuando Margarita desapareció sin dejar rastro.

Algunos afirman que ella perdió la vida de una manera similar, otros que aquel jinete sin cabeza que fue avistado fue quien la raptó y otros que ella se fue con él por su propia cuenta para disfrutar del amor que no pudieron tener en vida.

3. El jinete sin cabeza (Sin información para especificar su origen)

Se cuenta que hace mucho tiempo un extraño jinete solía salir por las noches a cabalgar, las personas extrañadas por las horas a las que este hombre solía salir se preguntan los motivos por los que lo hacía, sin embargo nadie supo responder a tal incógnita.

El tiempo siguió transcurriendo y una noche sin nada en particular aque jinete desapareció sin dejar rastro.

Nadie le prestó atención a aquel hecho de hecho hubiera pasado completamente inadvertido de no ser por que un día en una noche como en la que desapareció se escucha el galopar de aquel hombre nuevamente recorriendo las calles.

Los vecinos por curiosidad salieron a mirar qué ocurría cuando un relámpago cayó revelando a un hombre cabalgando sin cabeza. En ese instante todos los vecinos se metieron asustados a su caza sin saber qué había ocurrido.

Otras historias de Tamaulipas

[adinserter block=”1″]

El jinete sin cabeza

La leyenda del jinete sin cabeza

¿Alguna vez has escuchado la leyenda del jinete sin cabeza? Muy seguramente sí, ya que esta historia tiene e incluso ...
Leer Más

error: ¡¡El contenido está protegido !!