Saltar al contenido

La leyenda de Cerro Gordo

Cerro Gordo posee una gran historia para México, una de las más memorables fue la conocida batalla del Cerro Gordo, donde el general López de santa Anna estableció su campamento para librar la batalla el 18 de abril de 1847 cuando los Estados Unidos abrieron un frente por el puerto de Veracruz hacia México.

Cueva y exploradores
Cueva y exploradores

Hoy en día mucha gente ha olvidado esas épocas y en cambio pasean por las calles, la plaza e iglesia, que desprenden una cierta calma y pasividad, tiene mascotas con las que obtienen compañía, protección o simplemente cariño. En la siguiente historia te contare como un fiel perro trato de prevenir a su amo de peligros que lo acechaban en la oscuridad de cerro gordo.

Una leyenda Miahiateca

Esta historia se desarrolló al este de Miahuatlán rumbo a San Luis Amatlán, en cerro gordo en la sierra de Guadalupe.

En una ocasión un hombre de la región salió en busca de presas a los alrededores del cerro. El sujeto llevaba a su fiel mascota, un perro de gran carácter que lo amaba incondicionalmente y lo ayudaba en su casería, localizando presas con su olfato.

Desafortunadamente para él, ese día callo una tormenta obligándolos a buscar refugio lo antes posible. El agua caía sin parar y la oscuridad iniciaba a predominar, por lo que entraron a una cueva para guarecerse.

Desde un principio el animal parecía inquieto, aullaba desespero y en cuanto tuvo oportunidad salió a toda prisa. Su amo se debió extrañar por el comportamiento de su amigo y más aún cuando el can trato de que su amo lo acompañara, pero debido al frio y cansancio este no le hizo.

El perro aullaba, lo molestaba para que saliera de ahí, pero todos sus esfuerzos fueron inútiles.

Muy seguramente el hombre habría deseado haber escuchado a su mascota, pero ya era demasiado tarde. Aquel hombre nunca emergió de la oscura caverna y desapareció sin dejar rastro.

Algunas personas dicen que se perdió entre los pasadizos que se hallaban ahí, pero otros afirman que en aquel lugar se siente una extraña presencia que provoca terror en los que la conocen, sea lo que haya pasado, la cueva se lo guardo para sí misma, nunca se dio con su cuerpo para afirmar que falleció.

Un lugar con grandes misterios

Aquel lugar tiene muchos misterios ocultos, otro de ellos reza que aquella caverna posee túneles que se extienden hasta Tlacolula, es decir que podrías recorrer aproximadamente 100 kilómetros hasta llegar a Miahuatlán, otros relatos que se rumoran de aquella época es que, dentro de los pasadizos, el ejército mexicano de los carrancistas, escondían su armamento, junto a grandes cantidades de dinero conformados de oro, plata y joyas de incalculable valor.

La cueva del diablo

Dentro de cerro gordo también podremos hallar una cueva a la que apodan la cueva del diablo y aunque esta no posee historia paranormal alguna, dentro se ha hallado alfarería y otros artículos de la época prehispánica. Está a unos 20 minutos de la iglesia de Santa Clara de Asís donde cada año se celebra el viacrucis de Jesús de Nazaret.

Otras historias de Oaxaca

Cueva y exploradores

La leyenda de Cerro Gordo

Cerro Gordo posee una gran historia para México, una de las más memorables fue la conocida batalla del Cerro Gordo, ...
Leer Más

error: ¡¡El contenido está protegido !!