Saltar al contenido

La leyenda del alacrán de Durango

México es un país que alberga una gran cantidad de relatos y leyendas que datan de hace cientos de años y, que, pese al tiempo transcurrido, se siguen manteniendo vivas entre los habitantes de las comunidades.

La mayoría de estos relatos, hacen que los turistas y residentes que la escuchen por primera vez sientan escalofríos recorriendo su espalda. Y es que, gran parte de la esencia de México se encuentra en sus leyendas e historias, las cuales le dan un aire de misticismo y misterio, el cual, combinado con su cultura, lo convierte en uno de los más interesantes de todo el planeta.

Por ello, si alguna vez tienes la oportunidad de visitar México, es recomendable que te empapes de la historia de las ciudades y estados, especialmente de los relatos transmitidos de boca a boca por los residentes.

El alacrán de Durango
El alacrán de Durango

Dentro de la inmensa cantidad de historias que coexisten en México, una de las más interesantes y fascinantes es la leyenda del alacrán de Durango. Pero si nunca la has escuchado, no te preocupes, pues hemos preparado este artículo para contarte sobre esta y que, de esta forma, te sientas parte de la tradición y cultura mexicana.

La leyenda del alacrán de Durango

Por allá por el lejano final del siglo XIX, en el estado de Durango, yacía una cárcel muy antigua, la cual se encontraba justo en lo que, a día de hoy, conocemos como la capital. Dentro de esta, había una celda, la cual no se diferenciaba mucho del resto. Sin embargo, escondía un tétrico misterio.

La celda 27 de la mencionada cárcel pasaría a la historia del estado y del país, por convertirse en la “celda de la muerte”. El origen de este nombre radica en que, todos los presidiarios que asignaban a esta, inevitablemente amanecían muertos al día siguiente, sin ningún tipo de agresión, todo de forma misteriosa.

Debido a esto, el encargado de la prisión tomó la iniciativa de convertirla en una celda especial a la que serían asignados únicamente los presos más peligrosos de todo el plantel. De esta forma, se conseguía castigarlos doblemente, pero también se le enviaba una advertencia al resto de criminales.

Con el paso de los años, fueron muchos los reclusos que fueron asignados a esta celda y murieron. Sin embargo, debido al misterio e incertidumbre sobre las causas de las muertes, comenzaron a surgir rumores, los cuales señalaban que se trataba de un fantasma que ingresaba a la misma y ahorcaba a los reclusos, pero otras teorías afirmaban que se trataba de un ambiente acondicionado para ser venenoso y, los más creativos, aseguraban que el mismísimo diablo los visitaba.

Además, para calmar un poco lo que sucedía, las autoridades de la prisión alegaron que, el preso que llegara a descubrir qué es lo que sucedía, se le concedería su libertad. Trágicamente, muchas personas morirían hasta que alguien finalmente averiguara la verdad.

Durante el año 1884, un hombre llamado Juan, trabajaba para la Hacienda de la Cacaria. Este era un hombre muy alto, con una contextura bastante musculosa, además, gracias a su personalidad y valentía se ganó el apodo de “Juan sin miedo”. Pero un día, debido a un accidente, este terminó asesinando a una mujer, por lo que se le condenó a prisión.

Estando en esta, fue asignado a la celda 27, donde pasó la noche con una vela y temor. Juan se mantenía vigilante de lo que sucedía hasta que, por el rabillo del ojo, vio la forma de un alacrán. De modo que se mantuvo alerta toda la noche y, al amanecer, lanzó su sombrero sobre este y luego le arrojo encima su banco, atrapando al animal.

Cuando los camilleros fueron con la intención de recoger su cuerpo, notaron que seguía vivo y había resuelto el misterio. Gracias a esta increíble hazaña, se le concedió su libertad y siguió con su vida, acabando con la “celda maldita”.

Otras historias de Durango

[adinserter block=”1″]

La monja de la catedral

La leyenda de la monja de la catedral

No hay que ser demasiado creyente de lo paranormal para espelucarse solo con escuchar a los habitantes de Durango, contar ...
Leer Más
La quinta casa abandonada

La leyenda de la quinta

En una popular calle de México, existe una gran casa de aspecto remodelado, pues recientemente sufrió un refrescamiento, pero que ...
Leer Más
Fantasma en un pasillo

La leyenda de la última cita

Las tragedias románticas son un género literario y hasta cinematográfico en nuestra actualidad que siempre ha capturado la atención de ...
Leer Más
La zona del silencio

La leyenda de la zona del silencio

Entre los estados mexicanos de Chihuahua, Coahuila y Durango – este último uno de los más misteriosos del país - ...
Leer Más
Río Tunal

La leyenda de las piedras azules del río Tunal

Si algo distingue al estado mexicano de Durango es el aire mítico y hasta tenebroso, que esconde muchas de sus ...
Leer Más
El alacrán de Durango

La leyenda del alacrán de Durango

México es un país que alberga una gran cantidad de relatos y leyendas que datan de hace cientos de años ...
Leer Más

error: ¡¡El contenido está protegido !!