Saltar al contenido

La leyenda del antiguo convento de la Concepción

Hay edificaciones que están envueltas en un halo de misterio o terror por los sucesos que allí ocurrieron. Este es el caso del antiguo convento de la Concepción.

El claustro data de la época colonial cerca del año 1540. Fue fundado por el esfuerzo del primer arzobispo de México, el Fray Juan de Zumarraga. Actualmente, se ubica en el Centro Histórico de la Ciudad de México, concretamente en las calles de Belisario Domínguez y República de Brasil.

Convento de la Concepción
Convento de la Concepción

La diferencia de clases y el interés dieron pie a la tragedia que marca esta leyenda. Para la fecha, la localidad era conocida como Nueva España. Un lugar de ensueño por la felicidad así como paz que se respiraba.

La tragedia de María Gil

Allí vivía una preciosa y pudiente jovencita llamada María Gil. Ella terminó perdidamente enamorada de un chico mestizo de escasos recursos, sin embargo de gran codicia apellidado Arrutia.

Cegada por su amor, María era inconsciente de las verdaderas intenciones del joven. No obstante, la muchacha tenía hermanos que juzgaron bien qué pretendía Arrutia.

Movidos por el cariño profundo que los unía a su hermana, procuraron disuadir al muchacho de pretenderla. No obstante, él solo accedió cuando le ofrecieron una importante suma de dinero.

Así fue como Arrutia se distanció de María. De una u otra forma consiguió su propósito con ella: tener recursos que en otrora no tuvo. La joven quedó deshecha por su amor frustrado.

La entrada al convento

Ella desconocía qué había sido de su amado. Pasaba largo tiempo llorando, sin que nadie pudiese consolarla, imaginando donde se encontraría él. Sus hermanos no soportaban tanto dolor en ella, tampoco encontraba manera de calmarla o animarla.

Desesperados porque María continuase con su vida y olvidara al muchacho, le mintieron. Quizás les partía el alma pensar cuánto sufriría su hermana si se enteraba la clase de muchacho que era Arrutia.

Resolvieron inventarse una historia en que él había fallecido. Ni siquiera así, María se desvinculó de su recuerdo. Inquietos porque la situación con ella se agudizaba, lograron convencerla de que entrase al convento de la Concepción.

Estaban esperanzados de que el amor divino, le traería paz a su alma y pondría fin a su tristeza.

Una vez en el convento, pasaron los días sin que María se repusiese de su pérdida. Nada conseguía que la muchacha riese con sinceridad, seguía descuidando su alimentación.

Todas a su alrededor advertían que había perdido las ilusiones intrínsecas de la vida. Se movía más por inercia que por voluntad. Sin embargo, nadie pudo prever en qué acabaría aquello.

Sin motivaciones, sin amor, sin aferrarse como es propio a alguna esperanza; resolvió suicidarse. Se encaminó a los jardines que bordeaban y pertenecían al convento.

Escogió un árbol de durazno que sumaba belleza al conjunto. Este flanqueaba una fuente que corona el edén del claustro. Nadie llegó a tiempo, nadie pudo detenerla ni ayudarle a aferrarse a la vida.

A la mañana siguiente, el cuerpo inerte de María pendía del árbol y se reflejaba en las aguas cristalinas de la fuente. Fue un suceso que estremeció a las monjas. Ellas decidieron que María merecía se sepultada en el cementerio del convento.

El comienzo de la leyenda

Transcurrieron escasos días de la muerte, una de las hermanas atendía el jardín cuando algo la petrificó. Advirtió que en la fuente aparecía el reflejo de la muchacha.

Monja y fantasma
Monja y fantasma

Estos sucesos se hicieron cada vez más regulares. Se optó por prohibir a las religiosas que fuesen a esa zona caída la noche. Además, se procedió a retirar tanto la fuente como a cortar el árbol.

Todo con la esperanza de que las apariciones se detuvieran. No obstante, se cuenta que el alma de María siguió aferrada a ese lugar.

Otras historias del Distrito Federal

[adinserter block=”1″]

Convento de la Concepción

La leyenda del antiguo convento de la Concepción

Hay edificaciones que están envueltas en un halo de misterio o terror por los sucesos que allí ocurrieron. Este es ...
Leer Más
Basílica de Guadalupe

El fantasma de la Basílica de Guadalupe

Esta basílica es uno de los lugares más visitados por turistas en México, y no deja de tener historias sobre ...
Leer Más
Carretera km 31

El km 31 de la autopista México – Toluca

La carretera que une a la Ciudad de México con Toluca, específicamente el kilómetro 31, es el escenario perfecto para ...
Leer Más
Clerigo

La leyenda del puente del clérigo

El sol caía en la parcialidad de Santiago Tlatelolco, era la tarde del 3 de abril de 1649, en el ...
Leer Más

error: ¡¡El contenido está protegido !!