La niña que se convirtio en araña

La niña que se convirtió en araña. Leyendas de México

370

Muchos niños y niñas odian la escuela, algunos por ser maltratados por sus compañeros, otro porque simplemente odian levantarse temprano y tener que estudias durante largas horas que a su opinión parecen interminables y algunos pocos por miedos reales que pueden hacerles daño como podremos ver en la siguiente historia donde una pequeña niña que solía ir a su escuela muy feliz se encontró con un ser macabro que termino provocándole un mal irreversible.

Todo comenzó cuando Martha, una pequeña niña de 8 años inicio a asistir a un viejo convento que se transformó en escuela primaria, adaptando sus habitaciones como salones de clases y donde conoció a sus mejor amiga Carla, con quien pasaba la mayor parte del tiempo riéndose y haciendo travesuras a sus compañeros, hasta que una mañana sin razón aparente  esta pequeña se empezó a comportar de una manera muy extraña, dejando de pasa tiempo con su amiga y posteriormente aislándose del resto de sus compañeros.

Una mañana después de muchos días de no dirigirse la palabra Carla se aproximó a Martha para preguntarle ¿por qué era que nunca salía al recreo con el resto de sus compañeros? y ¿por se había alejado de ella? a lo que Martha le respondido que había una señora con una cara deforme, garras y con grandes patas de gallina en la entrada del salón obstruyendo la salida, empujándola a toda hora, siguiéndola a casa y despertándola cada noche que intentaba dormir, a lo que Carla le respondió con una forma enojada que se guardara sus inventos para ella misma y que si no le quería contar simplemente se lo dijera tachándola de loca mientras salía al patio a tomar su almuerzo.

El tiempo siguió pasando y cada día Martha se volvía más y más retraída, adquiriendo un aspecto demacrado por las grandes ojeras y adelgazamiento que le había provocado la falta de alimentos y de horas de descanso, obligando a sus padre a llevarla arrastrando al colegio mientras lloraba y gritaba con desesperación  hasta el punto de quedarse sin voz y dejando a todas las maestras del lugar muy preocupadas por la situación de aquella pequeña que a simple vista poseía todo lo que podría querer hasta que un martes al volver de la hora de descanso una de ellas se percató de que Martha  ya no estaba saliendo a avisar en la dirección para iniciar su búsqueda sin obtener resultados y posteriormente notificando a su familia los cuales de igual forma iniciaron a buscarla en toda la escuela pasando de salón en salón hasta que su mamá de pronto escucho un pequeño llanto muy similar al de su niña proveniente de una de las esquinas de su salón y donde pudo mirar a su pequeña con cuerpo de araña.

Hoy en día esta leyenda tiene dos versiones en su final ya que en una de ellas se cuenta que la pequeña niña al ver a sus padre se acercó a ellos y les comenzó a narras lo que le había sucedido y cómo fue que esa horrible mujer la transforma en una pequeña araña y la segunda que nos cuenta que la pequeña Martha salió huyendo del lugar escondiéndose muy avergonzada hasta lograr llegar al jardín donde nunca más se le volvió a ver. La verdad no se sabe que fue de la pequeña niña después de cualquiera de los dos finales pero yo me quedo con la interrogante de ¿Qué debemos hacer cuando un niño o hijo nuestro nos advierte que algo le asusta y le hace daño sin que nosotros nos percatemos de ello? En lo partículas pienso que siempre debemos prestarles atención sin importar que raro o absurdo creamos que es lo que nos cuentas los pequeños o ¿ustedes que opinan?




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

error: Todos los derechos reservados