Agresión fantasmal

La agresión fantasmal. Leyendas de México.

3935

Los fantasmas son almas de personas que fallecieron en diferentes situaciones, y que las dejaron vagando por el mundo interactuando con los vivos sin hacerles daño, sin embargo estos seres sobrenaturales en ocasiones llegan a ser violentos, tomando rencor a la gente que se encuentren a su alrededor e incluso atacándolos como podremos ver en la siguiente historia titulada la Agresión fantasmal.

Todo comenzó durante 1682 cuando un hombre muy rico y poderoso perdió a su mujer en un trágico accidente que le provocó una terrible tristeza, esto al poco tiempo término enfermándolo y causando que cayera en cama durante largos días de agonía, que indujeron su falleciendo algunos meses después, dejando pendientes en este mundo y volviendo ante su hijo y sirviente, para pedirles ayuda para saldar una vieja deuda.

Así fue como su hijo visito a aquella señora, la cual le contó que con al fallecimiento de su padre olvido por completo la deuda, y que se trataba de una cantidad insignificante que solo la volvía una situación personal, al mismo tiempo que rechazaba el dinero del joven, que no pudo hacer más por saldar aquella deuda y provoco que el espectro de su padre volviera una vez más asegurándoles que de no pagarla jamás podría descansar en paz y regresaría cada noche hasta que lo realizaran, obligándolos a acostumbrarse a su presencia constante en la casa.

Una buena noche el espectro de aquel hombre llego con un plan apareciendo ante su sirviente, pidiéndole que saldaran su deuda entregándole un anillo de oro a aquella mujer como un obsequio, y realizando la petición solicitada solo para que el espíritu de su amo dejara de aparecer y consiguiéndolo, pero no contando con que ahora aparecería el fantasma de su esposa para atormentarlo en cada oportunidad que se le presentara.

Un día ya arto y fastidiado de aquella situación en que la esposa de aquel hombre, decidió hacer sus maletas para marcharse del lugar y en el instante que puso un pie fuera de la reja de la mansión, el viento inicio a soplar fuertemente, dejando ver un cuervo que se aproximaba y comenzó a sobre volar el lugar, dejando caer una pequeña piedra sobre el rostro del sirviente al mismo tiempo que escuchaba la palabra “Traidor”, emprendo la huida para nunca más volver a ese espantoso lugar donde vivió meses de tormento, y algun tiempo despues se entero que aquella mujer a la que le entrego el anillo, se trataba de la amante de su amo, motivo por el cual su esposa se molestó con él, creyendo que le había ayudado a su marido a traicionarla.

Todos es en la actualidad hemos llegados ser inculpados por actos que no cometimos o algunos que realizamos sin siquiera percatarnos de ellos como le ocurrió a este pobre sirviente que  siempre se mantuvo al cuidado de sus ama y termino siendo atacado por ella misma confundida por lo sucedido.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

error: Todos los derechos reservados